Páginas

viernes, 30 de agosto de 2013

Sobre las últimas revueltas en Colombia

Boceto de Señor chévere. Acuarela sobre papel 35 x 25 cm. Diana Castillo

Boceto de Señora chévere. Acuarela sobre papel 35 x 25 cm. Diana Castillo

Cuando veo todas las cosas malas que pasan en mi país, siento un dolor profundo y me pregunto ¿qué es lo que hay que hacer para que la violencia cese, para que los políticos no roben a su propio pueblo y para que nosotros como ciudadanos confiemos en nuestros dirigentes? Pero todo empieza por nosotros, ¿por qué siempre pensamos mal del otro? ¿Por qué los otros siempre piensan mal de nosotros? Sí es verdad que Colombia tiene problemas inmensos por donde uno mire y a lo largo de los años con cada acción se rompe un hilo más de confianza, pero tenemos que detener este ritmo, tenemos que generar un círculo de confianza, confiar en nosotros mismos como personas, como ciudadanos, como colombianos porque Colombia es un país hermoso y los colombianos somos personas hermosas.

A veces con la educación equivocada, las personas se van por caminos de maldad pero no porque sean malas personas en sí mismos, sino porque no conocen otros caminos, pero si cada uno de nosotros da lo mejor de sí y se porta de la mejor forma posible, da ejemplo a otros, enseña nuevas formas y nuevos caminos, estoy segura de que el panorama de nuestro país empezará a cambiar día a día. No sólo los padres deben dar ejemplo a sus hijos, también los hijos deben dar ejemplo a sus padres, abuelos, amigos, vecinos, compañeros y hermanos ciudadanos,  y así mismo, no está mal que de vez en cuando nos dejemos enseñar. Esta no sólo es una forma de romper el círculo de violencia sino que es una forma de configurar una nueva dinámica en nuestra sociedad.

No podemos generalizar y decir que todos somos malos, corruptos, ladrones, etc., hay algunos que lo son, pero no podemos dejarnos arrastrar por esas corrientes, porque yo creo que la mayoría de los colombianos somos buenas personas, trabajadores, honestos y dispuestos a sacarle una sonrisa o un chiste a cada momento de la vida para salir adelante con alegría y gozo, el colombiano que yo conozco es una persona alegre, con pasión por la vida, que se esmera por dar lo mejor de sí, tristemente el colombiano que muestran en las noticias es el avaro, el corrupto, el violento y el furibundo que cegado por su ira actúa mal.

Yo sé que mi país es un buen país, y si todos ponemos de nuestra parte, en el día a día, en cada acción que hagamos, veo en el futuro uno mejor.

Puede ser que este texto sea idealista o ingenuo, pero es que yo no soy de las personas que salen a marchar a la calle, mi personalidad no es así y no por eso significa que no apoye a los colombianos que se ven directamente afectados por las injusticias de nuestro gobierno, mi manera de apoyarlos como artista es trabajando en mi estudio produciendo cosas que en el futuro van a mostrar una buena cara del país, al igual que los científicos, los deportistas, los empresarios independientes y muchos más… esta es mi manera de apoyar.


Gracias por leer


2 comentarios:

  1. La gente dice que los medios reflejan la realidad y son el resultado de la cultura... sin embargo, hay que tener mucho cuidado con esta apreciación, porque los medios HACEN cultura y MOLDEAN la realidad.
    Los medios validan las actuaciones, normalizan los hechos, nos acostumbran a situaciones...
    No podemos caer en la realidad vacía, avara, violenta...
    me gusta mucho que hayas rescatado la bondad y la valentía en tus bocetos.

    ResponderEliminar