Páginas

martes, 25 de junio de 2013

El camino de la danza del vientre

Detalle de "Experimento con bailarina 1". Obre en proceso. Diana Castillo


Todo empieza con una inhalación profunda, punto de partida fundamental para magnificar la presencia de nuestro cuerpo, es la antesala para darle la bienvenida a la expresión genuina de nuestro ser interior, y es al mismo tiempo el primer contacto con el mundo externo, recibimos la energía de nuestro entorno y nos alimentamos de ella para fortalecer nuestra postura y destacarnos como un cuerpo que irradia luz. A partir de aquí todo lo que sucede es un juego, el cuerpo serpentea, dibuja olas en el aire, escribe infinitos con las caderas y el pecho, con los brazos y el pelo proyecta la energía por el espacio y entonces, sólo entonces, la mujer real y poderosa que habita en nosotras se muestra en todo su esplendor, se entrega al arte de la danza y comparte su gozo con el mundo.


martes, 18 de junio de 2013

Soñando

Diana Soñando

Hace dos noches soñé con una obra espectacular que se iba a exponer en una galería, era una pieza de video arte y yo sufría por dentro pensando en por qué no se me había ocurrido a mi... incluso después de despertar seguí pensando en cómo hacer para que a mi se me ocurrieran esas ideas tan maravillosas y luego después de un rato de meditar, me detuve, y de mi salió una carcajada incontenible pues había entendido que era a mi a quien se le había ocurrido dicha idea que me parecía tan genial :)

Desde hace mes y medio estoy trabajando exclusivamente en arte y joyería y es impresionante cómo mi cuerpo y mi mente se han ido adaptando a mi nuevo ritmo de vida. Los primeros días no sabía muy bien qué hacer, sentía que el tiempo pasaba de largo y tenía muchísimo sueño como si no hubiese dormido en semanas, pero con cada día que pasa me siento con más energía, mi mente es cada vez más creativa y yo me siento cada vez más feliz! Lo que quiero decir es que hasta mis sueños, que se me habían escapado por un tiempo, han regresado a visitarme por las noches con un montón de ideas que me enloquecen pero que me dan a entender que tengo un espíritu peludo dentro de mí, con vida propia y me domina desde adentro. Lo que quiero decir es que con cada día que pasa me voy moldeando y me voy acercando más a la persona que quiero ser... y tú?





martes, 11 de junio de 2013

Sobre la particularidad de los materiales...


Candongas anticlásticas. Plata 925. Diana Castillo



Cada material y cada herramienta tienen un sello único y personal, a medida que uno los trabaja va descubriendo cualidades, pero también limitaciones de cada uno. Esta es la magia de un oficio, uno no puede tratar a todos los elementos de la misma manera, en cambio, sí hay que darse a la tarea de entenderlos, darse el tiempo justo para familiarizarse con ellos y dialogar para llegar a un acuerdo entre lo que el material permite y lo que uno como artista quiere hacer con él.

Esto no es algo metafórico, en realidad cuando uno trabaja el material con la atención y el cuidado que se merece, él da señales sutiles sobre su comportamiento y sus posibilidades, como cuando uno calienta una lámina de plata y esta se pliega al calor, cambia de color y cede ante la llama, o como cuando la punta del martillo marca la superficie de una lámina, pero a la vez, la endurece. ¡Esto no es algo metafórico!

Hoy hablo desde el oficio del joyero y no porque lo domine, en realidad me falta un gran camino para llegar a este punto, simplemente es una de tantas perspectivas, pero cada uno desde su campo creo que puede dar fe de lo mismo, en este momento me viene a la cabeza mi hermana cuando habla de sus plantas y sus experimentos, o un fotógrafo cuando toma la lente de su cámara y la limpia con cuidado, en fin, cada uno tiene su propio arte... 

Pero lo que me fascina y no deja de sorprenderme es que siempre encuentro una relación directa entre los haceres cotidianos y la vida, es como si uno aprendiera a vivir y a relacionarse con el mundo y las personas a través del perfeccionamiento de su propio oficio.

Gracias por leer :)