Páginas

martes, 5 de marzo de 2013

Beso espichado y apasionado

Beso espichado y apasionado. Acuarela sobre Papel. 10 x 15 cm. 2013

La inspiración viene de muchas maneras, se presenta cuando uno menos lo espera, a veces estás mirando algo y de repente lo ves diferente, es como un click, como un choquecito eléctrico que te estremece. Otras veces es una energía constante que te mantiene motivado y feliz. O una idea o sensación que no se quiere salir de la cabeza, que te perturba pero te mantiene inquieto.

No sé qué es la inspiración, ni de dónde viene, no sé si todo lo que nos "inspira" es bueno para nosotros, tampoco sé por qué a veces decide irse, en cualquier caso la inspiración es como una especia para el sancocho de nuestras vidas, le da sazón y yo me pregunto ¿por qué dejar pasar desapercivido aquello que nos inspira?

Siempre hay algo que nos mueve, que nos motiva, no necesariamente es un algo feliz, puede ser un algo complejo, triste, emocionante, atemorizante, pero ese algo le da sentido a nuestra vida y qué vacíos nos sentimos cuando no lo identificamos.

Ahora mismo mi inspiración la visualizo como una llama que vacila entre colores amarillos, naranjas y rojos, es una llama caliente pero no demasiado, baila dentro de mí y cada día que pinto crece más. Pero tengo que seguir pintando, tengo que seguir cultivándola porque sino se extingue, como dijo Picasso:

"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando"

Es como un círculo vicioso positivo, entre más trabajas, más preparado estás para entender las señales que te llegan, esas gotas de inspiración que te motivan a seguir trabajando, entonces trabajas más y así sucesivamente. Si te sientes motivado, ponte a trabajar, si dejas  pasar el momento de inspiración, probablemente después no lo vas a recuperar y correrás el riesgo de pasarte al círculo vicioso negativo de no hacer nada porque no estás inspirado, y no te inspiras porque no haces nada.

Lo que quiero decir es que la inspiración es un elemento que no debemos subestimar, no lo es todo, pero sí es un aderezo muy interesante que le aporta enormemente a nuestra visión del día a día.

Con este beso espichado y apasionado quiero compartir una de mis grandes inspiraciones, el amor inmenso que existe entre mi esposo y yo. Y es una invitación a que cada uno reflexione sobre su propia inspiración.

Gracias por leerme

Diana






No hay comentarios:

Publicar un comentario