Páginas

martes, 29 de enero de 2013

Esbozo sobre los 4 elementos en la joyería


Argollas de Matrimonio. Hechas por Diana Castillo en el Taller de Francisco Piñeros. Abril de 2012.

Y un día como si nada se encontraron nuestros caminos para empezar a fluir como un único río de agua, aunque somos opuestos nos encontramos en un centro, la energía vital, el sentido verdadero de nuestras vidas.

...


Tierra preciosa que magníficamente toma formas, colores, consistencias, texturas inimaginables y ante todo inigualables. Rocas enormes que pelean entre ellas y dejan rasgos de sus movimientos y roces. Materiales imponentes, fuertes, con carácter.

Aire y Agua que oxidan, colorean, moldean, endurecen pero a la vez desgastan, uno enciende el fuego y el otro lo apaga, pero ambos restringen los fragmentos de tierra convertida en metales y piedras preciosas.

Fuego azul y transparente, a veces verde, a veces rojo y naranja encendido, destellos de todos los colores que se desprenden al intentar someter al metal y sin importar su rigidez, siempre lo vence, lo moldea, lo vuelve maleable pero no por eso dócil.

La joyería es un arte único porque a través de ella nos enfrentamos a los 4 elementos y a través de ellos aprendemos a conocernos a nosotros mismos, al moldear el metal, moldeamos nuestro espíritu y nos damos cuenta de que no somos rígidos, venimos de un pasado que no alcanzamos a dimensionar y sin importar nada siempre podremos cambiar y hacernos más perfectos, potenciar nuestras fortalezas e incluso hacer que nuestros defectos se vean hermosos. 

Es una travesía única con un resultado maravilloso, su belleza está en la particularidad de cada pieza labrada, única e inigualable, tal como sucede con todos nosotros...


No hay comentarios:

Publicar un comentario