Páginas

viernes, 30 de agosto de 2013

Sobre las últimas revueltas en Colombia

Boceto de Señor chévere. Acuarela sobre papel 35 x 25 cm. Diana Castillo

Boceto de Señora chévere. Acuarela sobre papel 35 x 25 cm. Diana Castillo

Cuando veo todas las cosas malas que pasan en mi país, siento un dolor profundo y me pregunto ¿qué es lo que hay que hacer para que la violencia cese, para que los políticos no roben a su propio pueblo y para que nosotros como ciudadanos confiemos en nuestros dirigentes? Pero todo empieza por nosotros, ¿por qué siempre pensamos mal del otro? ¿Por qué los otros siempre piensan mal de nosotros? Sí es verdad que Colombia tiene problemas inmensos por donde uno mire y a lo largo de los años con cada acción se rompe un hilo más de confianza, pero tenemos que detener este ritmo, tenemos que generar un círculo de confianza, confiar en nosotros mismos como personas, como ciudadanos, como colombianos porque Colombia es un país hermoso y los colombianos somos personas hermosas.

A veces con la educación equivocada, las personas se van por caminos de maldad pero no porque sean malas personas en sí mismos, sino porque no conocen otros caminos, pero si cada uno de nosotros da lo mejor de sí y se porta de la mejor forma posible, da ejemplo a otros, enseña nuevas formas y nuevos caminos, estoy segura de que el panorama de nuestro país empezará a cambiar día a día. No sólo los padres deben dar ejemplo a sus hijos, también los hijos deben dar ejemplo a sus padres, abuelos, amigos, vecinos, compañeros y hermanos ciudadanos,  y así mismo, no está mal que de vez en cuando nos dejemos enseñar. Esta no sólo es una forma de romper el círculo de violencia sino que es una forma de configurar una nueva dinámica en nuestra sociedad.

No podemos generalizar y decir que todos somos malos, corruptos, ladrones, etc., hay algunos que lo son, pero no podemos dejarnos arrastrar por esas corrientes, porque yo creo que la mayoría de los colombianos somos buenas personas, trabajadores, honestos y dispuestos a sacarle una sonrisa o un chiste a cada momento de la vida para salir adelante con alegría y gozo, el colombiano que yo conozco es una persona alegre, con pasión por la vida, que se esmera por dar lo mejor de sí, tristemente el colombiano que muestran en las noticias es el avaro, el corrupto, el violento y el furibundo que cegado por su ira actúa mal.

Yo sé que mi país es un buen país, y si todos ponemos de nuestra parte, en el día a día, en cada acción que hagamos, veo en el futuro uno mejor.

Puede ser que este texto sea idealista o ingenuo, pero es que yo no soy de las personas que salen a marchar a la calle, mi personalidad no es así y no por eso significa que no apoye a los colombianos que se ven directamente afectados por las injusticias de nuestro gobierno, mi manera de apoyarlos como artista es trabajando en mi estudio produciendo cosas que en el futuro van a mostrar una buena cara del país, al igual que los científicos, los deportistas, los empresarios independientes y muchos más… esta es mi manera de apoyar.


Gracias por leer


martes, 27 de agosto de 2013

Con el corazón lleno

Oscar y Lalo. Acuarela sobre papel 7cm x 9cm. Diana Castillo.

 Cuando el corazón está lleno, todo lo demás pasa a un segundo plano y de repente ya ningún problema es tan grande y a la vez las cosas buenas son aún mejores... el cuerpo siente más energía, el alma se siente viva y el espíritu inquieto... cuando el corazón está lleno, la vida es más feliz y más tranquila.

Mi corazón está lleno de amor y está lleno de arte, ¿y el tuyo?



martes, 20 de agosto de 2013

Tiempo Ordinario de un Artista

"Compendio del tiempo ordinario de un artista

Dormir cuando se siente sueño
Comer cuando se tiene hambre
Amar cuando nace hacerlo
Ser artista todo el tiempo"

Dibujo. Diana Castillo


miércoles, 14 de agosto de 2013

El manejo del no tiempo

Anillo embombado con nudo celta. Plata 925 Nudo tejido a mano. Diana Castillo

A veces es importante manejar el no tiempo, no pensar en nada que nos distraiga de la actividad que estamos haciendo, entrar en una especie de trance, totalmente inmersos y dejándonos guiar por el material y la forma. 

Luego habrá tiempo de pensar en las demás cosas, luego habrá tiempo de contemplar nuestras creaciones y a la vez dudar de las mismas, pero mientras tanto, en el proceso, es importante manejar el no tiempo.



martes, 6 de agosto de 2013

Reflejo

Ensayo de Pinceladas de óleo sobre acrílico. Diana Castillo


Esta es una de esas imágenes que sólo funcionan en fotografía, sólo cuando la vi a través de la lente de la cámara fue que entendí que allí pasaba algo. Mi ensayo de ver el revés de la pintura fue completado con el reflejo accidentado de lo que estaba a su alrededor y entonces recordé que no es bueno mirar las cosas aisladamente. Siempre en contexto se gana más fuerza y las cosas pequeñas se engrandecen a la luz de otras naturalmente bellas, como mi ensayo de pintura en óleo visto a la luz del sol.



martes, 30 de julio de 2013

El espíritu de la danza

Body painting con estilo mehendi. Diana Castillo


En la danza árabe las manos decoran los movimientos y transmiten fuerza, alegría, emoción, entre muchas cosas más, pero en realidad van más allá de eso... las manos con sus movimientos dejan ver la verdadera y más pura expresión del espíritu de la bailarina, con las manos se resumen los movimientos de la naturaleza, los espirales, los círculos y las ondas fluyen y se proyectan para compartirse con el público que las recibe y así, a través de la danza de la bailarina todo el espacio se purifica y se carga con una nueva energía.

Pero así como transmiten y proyectan tantas cosas, así de difícil es controlarlas porque con el entrenamiento de la danza no sólo se fortalece el cuerpo y se aprenden movimientos, con el entrenamiento de la danza se amolda el espíritu, se doma y se potencia toda su belleza y en este proceso se fortalece.

Tal vez esta es una invitación para que cada uno encuentre el camino que los guíe hacia el conocimiento de su ser interior.

Gracias por leer.


martes, 23 de julio de 2013

Espirales de Julia

Espirales de Julia. Candongas en oro de 18k. Diana Castillo


Un buen espiral tiene que ser fluido, la curva por más de que es la unión de varias líneas rectas debe verse continua, las uniones deben ser invisibles a los ojos... por eso al calar, el ritmo debe ser constante, uno debe volverse oro para no romperlo sino para moldearlo, no hay que luchar contra la dureza de este metal precioso, hay que usarla para el beneficio propio... por eso los espirales son tan importantes, porque son formas suaves pero con ritmo, con carácter y sobre todo porque sugieren la presencia del infinito.



martes, 16 de julio de 2013

Tota

Tota. Pastel sobre papel. Diana Castillo

Este es uno de mis paisajes favoritos, un hombrecito quizo sentarse a jugar con la arena fría de la playa blanca de Tota y todavía me acuerdo del sonido del agua que se peleaba con el sonido del viento, casi no podíamos oír nuestras propias voces.



martes, 9 de julio de 2013

El cielo

Cielo de Isabela, Galápagos, Ecuador. Foto Diana Castillo. 2013


Ayer estaba pintando un cielo muy azul, sin sol, con nubes blancas y un viento muy veloz que las estiraba, era un cielo refrescante... y con la imagen de ese cielo en la cabeza me quedé pensando en todos los cielos tan bonitos que he podido ver y que por muy buena que sea la pintura o la fotografía, nunca van a poder igualar la magnitud de un momento exacto cuando los ojos ni siquiera son suficientes para ver y comprender tanta belleza, cuando nuestro cuerpo no puede resistirse y se abre para dejar que nuestro espíritu se alimente de la inmensidad y belleza de la naturaleza.

La imagen que comparto hoy es uno de esos cielos que no contentos con su presencia, también colorean partes del suelo.



martes, 2 de julio de 2013

A través de una lente



Anillo de tensión en plata con un citrino redondo de 6mm. Diana Castillo



Una de las cosas más bonitas de la joyería es la escala en la que se trabaja, se aprende a reconocer todo un universo en menos de un milímetro de distancia y como por arte de magia el tiempo se distorsiona y se extiende. 

La habilidad que el joyero desarrolla para pulir cada detalle de sus joyas se extrapola a su vida, presta mucha atención a los gestos y movimientos sutiles, detalles mínimos que seducen, que encantan y dan alegría a su vida por fracciones de segundo.

Después de mirar los metales y las piedras a través de una lente, ya nunca más la mirada del joyero volverá a ser superficial, pero en cambio, su mente se abrirá y así una montaña que era grande ahora no sólo se verá más grande, sino más profunda y con más historia, una persona ya no es sólo una persona, también es piel, colores y textura, es tiempo y experiencia.

Después de mirar la naturaleza a través de una lente, se siente y se vive la naturaleza con aumento, con más admiración y con más tiempo.



martes, 25 de junio de 2013

El camino de la danza del vientre

Detalle de "Experimento con bailarina 1". Obre en proceso. Diana Castillo


Todo empieza con una inhalación profunda, punto de partida fundamental para magnificar la presencia de nuestro cuerpo, es la antesala para darle la bienvenida a la expresión genuina de nuestro ser interior, y es al mismo tiempo el primer contacto con el mundo externo, recibimos la energía de nuestro entorno y nos alimentamos de ella para fortalecer nuestra postura y destacarnos como un cuerpo que irradia luz. A partir de aquí todo lo que sucede es un juego, el cuerpo serpentea, dibuja olas en el aire, escribe infinitos con las caderas y el pecho, con los brazos y el pelo proyecta la energía por el espacio y entonces, sólo entonces, la mujer real y poderosa que habita en nosotras se muestra en todo su esplendor, se entrega al arte de la danza y comparte su gozo con el mundo.


martes, 18 de junio de 2013

Soñando

Diana Soñando

Hace dos noches soñé con una obra espectacular que se iba a exponer en una galería, era una pieza de video arte y yo sufría por dentro pensando en por qué no se me había ocurrido a mi... incluso después de despertar seguí pensando en cómo hacer para que a mi se me ocurrieran esas ideas tan maravillosas y luego después de un rato de meditar, me detuve, y de mi salió una carcajada incontenible pues había entendido que era a mi a quien se le había ocurrido dicha idea que me parecía tan genial :)

Desde hace mes y medio estoy trabajando exclusivamente en arte y joyería y es impresionante cómo mi cuerpo y mi mente se han ido adaptando a mi nuevo ritmo de vida. Los primeros días no sabía muy bien qué hacer, sentía que el tiempo pasaba de largo y tenía muchísimo sueño como si no hubiese dormido en semanas, pero con cada día que pasa me siento con más energía, mi mente es cada vez más creativa y yo me siento cada vez más feliz! Lo que quiero decir es que hasta mis sueños, que se me habían escapado por un tiempo, han regresado a visitarme por las noches con un montón de ideas que me enloquecen pero que me dan a entender que tengo un espíritu peludo dentro de mí, con vida propia y me domina desde adentro. Lo que quiero decir es que con cada día que pasa me voy moldeando y me voy acercando más a la persona que quiero ser... y tú?





martes, 11 de junio de 2013

Sobre la particularidad de los materiales...


Candongas anticlásticas. Plata 925. Diana Castillo



Cada material y cada herramienta tienen un sello único y personal, a medida que uno los trabaja va descubriendo cualidades, pero también limitaciones de cada uno. Esta es la magia de un oficio, uno no puede tratar a todos los elementos de la misma manera, en cambio, sí hay que darse a la tarea de entenderlos, darse el tiempo justo para familiarizarse con ellos y dialogar para llegar a un acuerdo entre lo que el material permite y lo que uno como artista quiere hacer con él.

Esto no es algo metafórico, en realidad cuando uno trabaja el material con la atención y el cuidado que se merece, él da señales sutiles sobre su comportamiento y sus posibilidades, como cuando uno calienta una lámina de plata y esta se pliega al calor, cambia de color y cede ante la llama, o como cuando la punta del martillo marca la superficie de una lámina, pero a la vez, la endurece. ¡Esto no es algo metafórico!

Hoy hablo desde el oficio del joyero y no porque lo domine, en realidad me falta un gran camino para llegar a este punto, simplemente es una de tantas perspectivas, pero cada uno desde su campo creo que puede dar fe de lo mismo, en este momento me viene a la cabeza mi hermana cuando habla de sus plantas y sus experimentos, o un fotógrafo cuando toma la lente de su cámara y la limpia con cuidado, en fin, cada uno tiene su propio arte... 

Pero lo que me fascina y no deja de sorprenderme es que siempre encuentro una relación directa entre los haceres cotidianos y la vida, es como si uno aprendiera a vivir y a relacionarse con el mundo y las personas a través del perfeccionamiento de su propio oficio.

Gracias por leer :)



martes, 28 de mayo de 2013

Mi mami en un jardín de flores

Mi mami en un jardín de flores. Acrílico y acuarela sobre papel. Diana Castillo


Esta es mi mami en uno de esos días que tiene los ojos verdes, en otros días los tiene amarillos relucientes como la miel, otras veces se le ven marrones... Así es mi mami, con los ojos de colores y si es verdad que los ojos son las ventanas del alma, no puedo dejar de pensar en todas las maravillas que habitan en ella y me siento la persona más afortunada de poder compartir una partecita cada día que pasa... Cada mamá es única, pero la mía es la que tiene los ojos de colores





martes, 21 de mayo de 2013

Autorretrato

Autorretrato. Técnica mixta. Diana Castillo


                                           Hoy es sólo una invitación a mirar :)



martes, 14 de mayo de 2013

La lección de una mosca

Mosca de Galápagos. Foto: Diana Castillo


Cuando estás en el lugar adecuado y tu espíritu se siente libre, es cuando eres cacpaz de recibir el amor y la belleza que emanan de todos los seres que te rodean y hasta una mosca captura tu atención y hace que te sientas feliz de cruzártela en el camino. Gracias Dios por todas las bendiciones que nos das.



martes, 23 de abril de 2013

El lienzo piel

Henna de océano, de ballena, de algas y de estrellas. Dibujo por Diana Castillo


Cuando la piel se comporta como un lienzo permite que las más bellas formas afloren en ella, líneas sinuosas y atrevidas, curvas sugestivas, delicadas coqueterías... Cuando la piel se comporta como un lienzo es auténtica y ya nunca más tendrá un igual, nunca más podrá contener encerrado el vigor de quien la lleva... Cuando la piel deja de ser piel y se vuelve un lienzo entonces su dueño se transforma y todo él se convierte en una obra de arte. 

Pero no hay que tener dibujos en nuestra piel para dar muestra de esta transformación, pues todos al final somos un lienzo que vamos trabajando con el tiempo, cada uno a su manera y así todos somos obras de arte en proceso.




martes, 16 de abril de 2013

Un momento de silencio

Atardecer en Santorini, Foto: Diana Castillo

Los últimos días han sido de esos en los que estoy ansiosa por todas las cosas que veo que se aproximan en mi camino, en los que vislumbro mil ideas para desarrollar, en los que me antojo de todo espíritu feliz y pleno que desarrolla su arte, cualquiera que este sea... pero todavía no es mi tiempo para hacer todas estas cosas y mucho menos para hacerlas todas a la vez, de hecho por estar pensando en lo que viene pierdo el foco de lo que hay en el momento, pierdo la conciencia sobre lo que es hoy y ahora. Entonces busco espacios de silencio en mi memoria con la esperanza de bajar el ritmo que lleva mi mente y permitir que mi cuerpo disfrute plenamente el presente. No siempre es bueno querer ganarle al tiempo, a veces es mejor observarlo y dejarlo ser, dejar que nuestra vida fluya con él, así sea por un momento muy corto.


martes, 9 de abril de 2013

El sueño de la tortuga

Morrocoy en plata.


Ella caminaba perdida pisando granitos de arena en la playa, se sentía ligera pero solitaria, todo era blanco y no podía diferenciar en dónde empezaba el cielo que era tan pálido como la arena que pisaba; se fue desesperando cada vez más, su tiempo se hacía veloz y no le gustaba, intentaba mirarse a ella misma y de repente se vió tan vacía que implotó.

Por fortuna todo fue un mal sueño, al despertar sus ojos estaban pesados, igual que sus patas, nuevamente estaba aferrada a la tierra y quizo abrazarla tan fuertemente que las flores de su caparazón se estremecieron, abrieron sus pétalos, desenroscaron sus hojas y unas gotas de rocío volaron, al caer al suelo, impregnaron el lugar con mil colores que expresaban su felicidad.



martes, 2 de abril de 2013

Colores de la Naturaleza

Foto: Diana Castillo. El Desierto de la Tatacoa. Huila. Colombia


En semana santa fuimos al Desierto de la Tatacoa, qué lugar tan maravilloso para contemplar los colores de la tierra, las marcas del tiempo, el silencio... Este sitio me ha dado una lección sobre pintura, matices, sombras, colores primarios y complementarios, volúmenes, líneas... En este sitio abrí los ojos a un paisaje que nunca antes había visto y mi mirada nunca más será la misma.

No hay nada como el ejercicio de mirar, dejarse asombrar sin hacer comentarios, sólo recibiendo la bondad que nos ofrece la naturaleza a través de sus colores y formas; no hay nada como el ejercicio de mirar y respirar para renovar nuestro espíritu, aclarar nuestra mente y sentir que somos parte de un lugar inmenso que nos cobija.

En la naturaleza encontramos las herramientas para definir nuestra perspectiva, para llenar nuestro imaginario de locuras, transformar nuestro entorno y sentirnos vivos. Como en Pocahontas, es verdad que hay que darse a la tarea de descubrir los colores en el cielo.






miércoles, 20 de marzo de 2013

La pintura de tubo


A veces me pregunto qué es el pigmento antes de ser usado en una pintura, podríamos a caso decir que incluso sin ser aplicado en un lienzo ya es un objeto artístico, o una obra de arte?

Primero, cuando está en el tubo, ni siquiera podemos verlo, no sabemos cómo es, la etiqueta nos muestra el color que representa ese tubo, pero el color de la pintura que lleva dentro nunca va a ser del mismo tono, es más, confiamos en que esa pintura contenida que permanece atrapada en el tubo es del color que la etiqueta nos promete, pero desde afuera del tubo no tenemos cómo saberlo. Luego cuando lo sacamos y lo vemos por primera vez sobre la paleta, evaluamos su textura, la consistencia, la cantidad de pigmento que contiene, cuán homogénea es la mezcla, entre otras características, esta es nuestra primera aproximación real al material. Hasta ahora no hemos hecho cambios en él, recién salió del tubo, sigue siendo el mismo pigmento.

Aún sin haber empleado el material en una pintura, ya tenemos una idea de lo que va a suceder, imaginamos cómo se va a comportar si se mezcla con otros colores, presumimos las condiciones en las que va a funcionar mejor y hemos destinado un lugar específico para ponerlo, también tenemos unos pinceles, unas herramientas que nos van a ayudar a disponer del material de la manera en que lo hemos pensado. No hemos manipulado el material, así que sigue siendo el mismo.

Pero al final, cuando tomamos la pintura en el pincel, entramos en una conexión extraña que no se puede describir con palabras, y en medio de sus condiciones de textura, consistencia, luminosidad, ligereza, transparencia, etc. vemos todo el campo de posibilidades que un único color contenido en un tubo nos puede ofrecer, y como en una especie de trance la pintura se empieza a desenvolver. A veces va por el camino que teníamos pensado y es dócil, pero otras veces va en contra y vuelve el trance una experiencia complicada y turbulenta. Al final, cuando damos por terminada nuestra pintura, más allá de las formas, lo que tenemos es una cantidad de pigmentos, materiales, pinturas dialogando entre ellas, cada una cumpliendo una función única y especial sin la cual el equilibrio del cuadro se perdería. A esta altura, el pigmento ha sido manipulado, probablemente se ha mezclado con otros, esto representa un cambio en el pigmento?

Entonces retomo mi pregunta, qué es el pigmento antes de ser usado en una pintura? y la cambio un poco, hay acaso alguna diferencia en las características del pigmento cuando está en el tubo, a cuando está en la paleta y a cuando está en el lienzo?

El material pictórico siempre es material pictórico, se use o no, pero cobra valor y se llena de sentido cuando se aplica en un lienzo, cuando se usa con una intención y entra en contacto con otros materiales que cuentan con sus propias características. Entre ellos, se potencian unos a otros, se acoplan, se integran y el resultado es una obra de arte, ni buena ni mala, ni bonita ni fea, es arte. Pero la diferencia no se da por haber sustituido el material, pues este sigue siendo el mismo que salió del tubo, el cambio se da a partir de la interacción con los otros elementos.

Y me pregunto si es que acaso no funciona igual con todos nosotros, cada uno está contenido en un tubo, aislado, cuando uno se da a conocer, otros pueden leer ciertas características en uno. Muchos creen saber cuál es la manera de entablar una relación, pero a la hora de la verdad las dinámicas son extrañas, misteriosas y tan envolventes que toda la perspectiva cambie radicalmente, al final, cada uno ocupa su lugar en la vida que hace el papel de un lienzo gigante e interminable, cada uno cumpliendo un objetivo específico gracias a sus características intrínsecas y a los cambios y adaptaciones que ha sufrido a raíz de la interacción con otras personas y condiciones, pero nada de esto sería posible sin esas características únicas que yacen en nosotros.

No puedo dejar de pensar que nosotros somos como la pintura del tubo y que tarde o temprano llegaremos a ocupar un lugar único y especial en el lienzo de la vida y la historia, sólo tenemos que darnos a conocer y permitirnos explorar nuevos horizontes para potenciar nuestras capacidades.

Nota adicional: si yo pudiera escoger qué pintura de tubo ser, escogería la dorada porque es transparente, pero irradia luz, es cálida pero no es dócil.




martes, 12 de marzo de 2013

El Nacimiento de Emanuel


¡Hoy celebro el milagro de la vida, nada puede ser más maravilloso y más perfecto!


Nacimiento de Emanuel. Cuaderno de Bocetos. 2013




martes, 5 de marzo de 2013

Beso espichado y apasionado

Beso espichado y apasionado. Acuarela sobre Papel. 10 x 15 cm. 2013

La inspiración viene de muchas maneras, se presenta cuando uno menos lo espera, a veces estás mirando algo y de repente lo ves diferente, es como un click, como un choquecito eléctrico que te estremece. Otras veces es una energía constante que te mantiene motivado y feliz. O una idea o sensación que no se quiere salir de la cabeza, que te perturba pero te mantiene inquieto.

No sé qué es la inspiración, ni de dónde viene, no sé si todo lo que nos "inspira" es bueno para nosotros, tampoco sé por qué a veces decide irse, en cualquier caso la inspiración es como una especia para el sancocho de nuestras vidas, le da sazón y yo me pregunto ¿por qué dejar pasar desapercivido aquello que nos inspira?

Siempre hay algo que nos mueve, que nos motiva, no necesariamente es un algo feliz, puede ser un algo complejo, triste, emocionante, atemorizante, pero ese algo le da sentido a nuestra vida y qué vacíos nos sentimos cuando no lo identificamos.

Ahora mismo mi inspiración la visualizo como una llama que vacila entre colores amarillos, naranjas y rojos, es una llama caliente pero no demasiado, baila dentro de mí y cada día que pinto crece más. Pero tengo que seguir pintando, tengo que seguir cultivándola porque sino se extingue, como dijo Picasso:

"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando"

Es como un círculo vicioso positivo, entre más trabajas, más preparado estás para entender las señales que te llegan, esas gotas de inspiración que te motivan a seguir trabajando, entonces trabajas más y así sucesivamente. Si te sientes motivado, ponte a trabajar, si dejas  pasar el momento de inspiración, probablemente después no lo vas a recuperar y correrás el riesgo de pasarte al círculo vicioso negativo de no hacer nada porque no estás inspirado, y no te inspiras porque no haces nada.

Lo que quiero decir es que la inspiración es un elemento que no debemos subestimar, no lo es todo, pero sí es un aderezo muy interesante que le aporta enormemente a nuestra visión del día a día.

Con este beso espichado y apasionado quiero compartir una de mis grandes inspiraciones, el amor inmenso que existe entre mi esposo y yo. Y es una invitación a que cada uno reflexione sobre su propia inspiración.

Gracias por leerme

Diana






martes, 26 de febrero de 2013

Pintando mi Yaguareté

Yaguareté. Boceto. 2013.

Hoy quiero compartir el boceto de lo que estoy pintando por estos días, hay una magia que se forja entorno a él y muestra una similitud más entre la práctica maravillosa de pintar y el día a día de nuestras vidas.

El boceto son los cimientos de la pintura, debe ser suficientemente sólido para sostener todas las demás capas que se van a formar en torno a él, todos los demás colores que se van a desprender de él y todas las formas que se van a consolidar gracias a él.

El boceto en el lienzo es una transición entre un blanco abrumador y una pintura fabulosa. Al pintar el boceto, debemos ser fuertes y no tener miedo a romper el blanco que inunda el lienzo. Este es el momento más determinante y en el que nos debemos tener más confianza porque rompemos la paz del lienzo, pero también rompemos el silencio, el vacío y marcamos una pauta, dejamos una huella imborrable por la que seremos responsables el resto de la historia de la pintura.

Con respecto a la escencia de un cuadro, el color del boceto de alguna forma define su personalidad. A mi me gusta y procuro siempre hacer los bocetos en amarillo, porque es un color feliz, cálido y amigable, así todos los demás colores estarán cargados de una calidez que ya nada podrá quitar. Pero esto es porque siempre procuro estar en ambientes felices, si me encuentro un poco deprimida, de pronto el boceto vendría bien en un azul frío y gris.

Lo que más disfruto al hacer los bocetos es que es como ver un cuadro desnudo, antes de ponerse la ropa y me encanta acariciar esta parte del cuadro, contemplarla, darle su tiempo para que impregne el lienzo y se asiente como la base única de un montón de características, adornos e historias que vendrán después.

Siempre que pinto el boceto tengo que darle un tiempo al cuadro, nunca es bueno empezar a pintar las 2das, 3ras, 4tas... n capas inmediatamente, porque entonces opacarán la belleza de la primera capa, en lugar de cumplir su función principal la cual es potenciarla y sacarla a relucir.

Pero esto que comparto aquí no aplica sólo para la pintura, y tal vez esto es lo más bonito de todo, porque nosotros somos los autores de nuestra propia pintura y podemos decidir cómo queremos que sea el boceto de la vida que está delante de nosotros. Y también al ser los autores de nuestro boceto debemos darnos el espacio de reconocernos a nosotros mismos y aceptar la belleza que reside en nosotros, así, todas las demás capas de nuestra vida serán herramientas de crecimiento espiritual y serán caminos para potenciar nuestra belleza interior. Como ya lo he dicho, en mi caso estoy forjando un boceto amarillo, feliz, y con un espíritu fuerte como el de mi Yaguareté.

Una nota adicional: Cada vez que miro un cuadro me gusta imaginarme cómo fue el boceto en el que se forjó, es como mirar a una persona e imaginársela sin la ropa que lleva puesta.

Gracias por leerme.

Diana



martes, 19 de febrero de 2013

Fuera de la zona de confort

¿Quién tiene más miedo al final?. Pastel sobre papel. 30 x 42 cm. 2013


He visto en muchos videos, libros y tutoriales de artistas que quieren enseñar a otros cómo construir un estilo propio y un trabajo consistente que siempre hacen referencia a la importancia de salirse de la zona de confort, forzar a la imaginación a explorar espacios desconocidos, forzar a nuestra mente a enfrentarse a retos que pensamos que están más allá de nuestras posibilidades para así poder descubrir las verdaderas capacidades que han permanecido escondidas, dormidas de alguna forma, pero que son la expresión pura y real de nuestro espíritu.

¿Por qué es necesario que alguien nos fuerce a expresar lo que está dentro de nosotros? ¿por qué voluntariamente no decidimos explorar nuevas cosas? justamente este es el conflicto con la zona de confort, por definición es una zona cómoda donde nos sentimos bien, seguros y no queremos salir, no digo que esté mal sentirse a gusto, pero el problema es que si permanecemos por mucho tiempo en esta zona, cada vez estaremos más arraigados y con menos ganas de salir, de explorar lo que hay afuera, de conocer y vivir los cambios que están teniendo lugar por fuera de lo normal... con el tiempo, la rutina de la zona de confort también va a empezar a cansarnos, pero el temor de enfrentarnos a nuevas cosas igual va creciendo y muchas veces esos temores son más poderosos y preferirnos quedarnos en la zona conocida aunque ya no sea tan cómoda.

A lo que voy con todo esto, es que es necesario renovarnos, respirar nuevos aires, nutrir nuestras vidas y poner un poco de emoción. Salirse de la zona de confort no significa abandonar todo lo que hemos construido y aprendido, por el contrario, todas estas cosas se vienen con nosotros y lo que hacemos cada vez es ampliar nuestro panorama, volcar nuestra mirada hacia nuevos horizontes. Esta es una tarea que enriquece todos los aspectos de la vida, se contagia además, y otras personas también se enriquecerán de nuestras experiencias. Salirse de la zona de confort es una aventura que radica principalmente en hacer algo que nos da miedo, que representa un reto, que es diferente a lo que hacemos siempre, como probar alguna comida exótica, hablar con alguien nuevo o escribir en el blog pensamientos propios a riesgo de que nadie los lea o encuentre interesantes.

Personalmente, he encontrado que la mejor manera de superar los miedos, angustias, ansiedades o cualquiera que sea la sensación que nos detiene de explorar nuevos horizontes es no pensar en ellos, no pensar y actuar, no pensar y seguir caminando en la dirección que no conocemos, no pensar y dar un paso más, no pensar y siempre seguir avanzando, este es un ejercicio muy interesante aunque no siempre fácil.

Mi más grande temor es con mis pinturas, siempre pienso que mis ideas no son suficientemente buenas y si son buenas, entonces pienso que no voy a ser capaz de ejecutarlas bien, pienso que mi técnica no es muy buena y en más de la mitad de las veces termino no haciendo nada, lo que es peor, porque al final sólo queda un sentimiento de frustración por no haberme atrevido a hacer lo que quería, por no haber salido de mi zona de confort. Hay miles de imágenes que no he materializado por culpa de esto. Pero así como con mi blog dejé de preocuparme de si era suficientemente bueno o no y simplemente me obligo a mí misma a escribir semanalmente sobre mi proceso para convertirme en la artista que quiero llegar a ser, igualmente con mi pinturas tengo que hacer lo mismo, lo primero es no pensar y en lugar de eso pintar. Esto no significa que no me importe lo que suceda con lo que produzca, lo que significa es que no me permito pensar en cosas que me hagan insegura de mí misma. Este es un gran ejercicio para fortalecer el espíritu.

La imagen de hoy es una mala cara a la que le tengo miedo, por eso la exterioricé, así siempre estará afuera y con el tiempo es probable que le pierda el miedo. Ojalá le sirva a ustedes también para perder el miedo a atreverse a hacer cosas nuevas, para perder el miedo a salirse de la zona de confort.

Gracias por leerme,

Diana