Páginas

viernes, 21 de enero de 2011

Texas, un paisaje que no conozco





Una vez mi hermana me envió una foto con la vista de su ventana, un magnífico atardecer en College Station, Texas. La luz del sol pintaba tantos colores en el cielo y los edificios se veían casi negros. Cuando la vi, yo solo pensé en cuán hermoso era y sentí una necesidad especial de pintarla.


¿Pero qué significa eso? Significa que he sido capturada por la belleza de los colores, por las siluetas y las sombras fuertes, pero principalmente, en este caso en particular, significa que me habría gustado estar ahí con mi hermana para contemplarlo.


La foto que vi en un principio, causó en mi un sentimiento de añoranza y pensé que era un paisaje nostálgico, ahora después de trabajar en capas y capas de colores vibrantes ya no estoy muy segura de ese sentimiento, ahora pienso en el cielo en si mismo como una gran sábana que está encima de todos nosotros y eso por supuesto incluye a mi hermana y a mi.


Así que esta pintura en pastel es para ella.



Texas, a landscape I don't know




My sister once sent me a picture of her window view, a wonderful sunset in College Station, Texas. The sunlight painted many colours in the sky and the buildings looked almost black. When I saw it, I just thought how beautiful it was and I felt this special need for painting it.

But what does it mean? It means that I have been captured by the beauty of the colours, by the silouets and strong shadows, but also, in this particular case it means that I wish I was there with my sister to contemplate it.

The photograph that I first saw, provoked me a feeling of longing and I though it was a very nostalgic landscape, then, after I worked on layers and layers of vibrant colours I'm not very sure about that feeling any more, I rather think on the sky by itself as a big blanket that is obove us all and of course it includes my sister and me.

So this pastel painting is for her.

martes, 11 de enero de 2011

Expectativas de una artista para el 2011




Hola a todos, soy Diana Castillo, soy Artista Plástica, me gradué hace dos años de la Universidad de los Andes, soy una soñadora incansable (en el sentido estricto de la palabra), escribo sobre mi vida y mi proceso de formación para volverme una artista de verdad, ante todo estoy enamorada de la vida, busco la plenitud y la felicidad a través de lo que hago y espero que disfruten mis textos y encuentren algún tipo de inspiración en ellos o por lo menos les de algo para reflexionar.

Ya sé que estas son cosas que muchos conocían, pero empieza un nuevo año y así mismo es el inicio para una nueva artista, por esto hay que hacer una nueva presentación :)

Siempre me ha gustado aprovechar el cambio de año para plantearme nuevos propósitos y metas y evaluar los errores del año anterior, bien podríamos hacer esto cualquier otro día del año, pero me gusta esta fecha porque es un momento de renovación colectiva, no soy yo la única que lo hace, en mi casa por ejemplo, tenemos una costumbre y es que en la noche de año nuevo, en un papel escribimos las cosas que queremos dejar atrás, los errores que hemos cometido y lo que hay que solucionar, después lo enrrollamos muy chiquito y todos los papelitos juntos los quemamos en un tarrito con un incienso y nos quedamos solamente con los buenos deseos, los propósitos, las metas y las cosas en las que queremos convertirnos.

Me encanta esta época porque mal que bien, la mayoría de la gente se está revaluando así misma y en el aire hay una buena energía, las personas están pensando en cómo mejorar y cómo alcanzar su propia felicidad, lo que innegablemente atrae más felicidad para los que están alrededor nuestro.

Yo debo decir que más feliz no pude ser en la época navideña principalmente porque mi hermana que está en Estados Unidos, vino a visitarnos y dormí con ella todas  las noches y nos consentimos y hablamos de muchas cosas importantes de la vida, también vino una prima de España y tuvimos a toda la familia reunida¡fue como cargar baterías!

Ya estamos bien entrados en Enero y muchos piensan que ya se va a acabar el año, yo por ejemplo, veo que son tantas las cosas que quiero hacer que no me va a alcanzar el tiempo, pero no hay afán, porque lo importante creo yo, es trabajar duro y fluido en pro de un objetivo claro y las cosas van a resultar en el momento justo para nuestras vidas. Quiero hacer énfasis en la claridad del objetivo porque si no sabemos a dónde vamos, probablemente nunca vamos a llegar a donde queremos.

Justamente por la visita de mi hermana, me desconecté de todo y me dediqué sólo a ella, luego la primera semana de Enero estuve concentrándome en mis objetivos y buscando la manera de entender las cosas que no salieron muy bien el año anterior para poder mejorarlas en el presente, así que hasta hoy estoy lista para comunicar mis conclusiones.

¿qué va primero, la causa o el efecto?

Planteo la pregunta porque a veces no podemos reconocer una causa hasta que estamos metidos de lleno en el efecto y no siempre es tan fácil ir hacia atrás e identificarlo; pero a veces somos plenamente consientes de que estamos frente a la causa de algo grande en el futuro y por más de que abrimos los ojos no logramos tener claridad de hacia dónde está apuntando el camino.

Es verdad que es muy fácil entender que cada acción tiene una consecuencia y que cada evento tuvo una acción que lo originó, pero en la práctica, por lo menos para mi, no siempre resulta tan fácil, entonces después de analizar y pensar lo que salió bien y lo que salió mal en el 2010 quiero hablar de la cosa que creo lo resume todo.

La confianza, este ha sido el reto más duro que he tenido que enfrentar no solo en el 2010 sino a lo largo de mis estudios en la universidad y principalmente desde que soy profesional. Cuando hablo de confianza me refiero específicamente a la habilidad de valorar y querer nuestros resultados y productos, en mi caso por ejemplo es valorar y querer mis dibujos y pinturas, mis textos, mis bailes, mis clases. A veces estoy totalmente convencida de que me gustan y son buenos, pero la mayoría del tiempo lo dudo y creo que no lo son. 

Mi proceso frente a esto ha sido pasar de no hacer nada por temor a que me quede mal, luego hacer un poco pero en soportes no muy buenos porque igual son ejercicios y no obras de arte, luego está bien invertir en materiales pero a la mitad me arrepiento y lo dejo a un lado, luego es mejor terminar, no los considero verdaderas obras de arte pero puedo tomarles una foto, pero después reconozco que me gustan y empiezo a descubrir mis temas y mi estilo, luego se verían bien enmarcados por qué no? al fin y al cabo son obras de arte y tengo que conservarlos, luego quiero seguir haciendo más :)

¿Interesante no?

La verdad es que no producía nada por temor a que quedara mal, pero como no producía no podía saber cuál era mi estilo, ni qué me gustaba o qué no, ni si era bueno, porque no había producción! Vencer cada paso representó un crisis existencial profunda, así que este año podría decirse que fue un año de crisis. No voy a decir que el problema está totalmente superado, pero justamente ese es el reto para el 2011. 

Lo increíble es que mientras estuve en la universidad no me  preocupé mucho por ello porque tenía el respaldo de que era una estudiante, pero luego de que me gradué si alguien me preguntaba qué era, yo tenía que responder: pues estudié arte!, pero no podía apropiarme del título de artista, a fin de cuentas ¿qué significa ser artista? Realmente no me interesa entrar en esa discusión, solo me interesa decir que aunque me falta mucho, me encanta decir que soy artista plástica y que algún día viviré de mi arte :)

PROPÓSITOS PARA EL 2011: Producir sin importar nada y buscarme espacios para vender mi arte.
EXPECTATIVAS DE UNA ARTISTA PARA EL 2011: Ser efectivamente una artista!

Gracias por leerme y les deseo un año lleno de éxitos, buenas experiencias, enseñanzas y de mucha felicidad :)