Páginas

jueves, 25 de noviembre de 2010

La fuerza del NO



Recientemente estuve trabajando muy duro para una convocatoria de arte en una galería de Bogotá y por suerte para mí me dijeron que no. Yo sé que siendo una artista, lo lógico sería que me sintiera decepcionada por la respuesta negativa, y no lo voy a negar, fue muy duro y no pude más que desatarme en lágrimas, pero insisto en que fue una fortuna haber sido rechazada en la convocatoria porque esto me llevó a reflexionar sobre la fuerza del NO.

Cuando uno tiene la actitud del no

La actitud del no, no la defino como el hecho mismo de decirle no a todo, sino a esa actitud pesimista frente a las cosas, pesimismo que conlleva a un temor infundado y lo cohíbe a uno de arriesgarse a actuar y a hacer las cosas.

Mi posición frente a esto es que a veces es mejor no pensar y actuar. No pensar en las mil y una formas de fracasar porque con toda seguridad el impulso que llevamos se frena en seco; en lugar de eso hay que actuar dejando que el corazón, la emoción, la adrenalina y la curiosidad que no permite quedarse con incertidumbres, cumplan el papel de un motor super revolucionado y así tengamos el impulso y la energía necesarios para arriesgarnos a hacer las cosas, a fin de cuentas tienes las mismas posibilidades de fallar como de prosperar.

Cuando te dicen que no

Si, está bien, me dijeron que no en la convocatoria, pero fue menos terrible de lo que me imaginé y lo mejor de todo, lo superé más pronto todavía. En este momento voy a citar las palabras de mi hermana que se encuentra en Texas haciendo un doctorado en Bioquímica, ella muy sabiamente me dijo:

Si te dijeron que no, no es porque no seas buena, o porque tu trabajo no sea de buena calidad, simplemente no es lo que los jurados estaban buscando. En cualquier caso estoy muy orgullosa de ti por haberte arriesgado y esforzado, ahora sólo hay que seguir buscando hasta encontrar el sitio y momento adecuados para ti.

La cito a ella no sólo porque ha sido mi guía espiritual en la mayoría de las encrucijadas que he tenido en la vida, sino porque es una persona que habla del tema con total conocimiento de causa al haber estado más de medio año preparándose para ingresar al mejor programa doctoral acorde a sus interéses académicos y a pesar de que en un par de ocasiones su solicitud fue rechazada, también obtuvo varias ofertas de becas en universidades de España, Brasil y Estados Unidos. Ella siguió buscando con la mejor energía y disposición, confiando plenamente en sus capacidades hasta que encontró su sitio en Texas A&M.

Lección del día, que te digan que no, no es  lo peor que te puede pasar, es más, está muy lejos de serlo y lo importante es seguir buscando el sitio que se ajuste perfecto a tus necesidades. ¡Confianza y buena energía!

Cuando uno dice que no

Por último, creo que a parte de saber aceptar el no, también debemos aprender a usarlo, porque uno mismo está en capacidad de rechazar algo que no se ajuste a las expectativas, y no hay que confundir esto con arrogancia o prepotencia, para nada, se trata solamente de darle a nuestro trabajo, esfuerzo y conocimiento el valor que se merecen.

Para este caso no puedo hablar con propiedad porque es un aspecto que me ha costado enormemente, pero poco a poco he ido aprendiendo a valorar mis trabajos y verlos como verdaderas obras de arte y no como ejercicios que es mejor no mostrar :s.

Y retomando mi anécdota con la galería, creo que sería una exageración darles las gracias por haberme rechazado, pero teniendo en cuenta que la noche anterior a la publicación de los resultados soñé que no encontraba mi nombre en la lista de seleccionados y sufrí toda esa noche y el día siguiente, y que me di látigos mentales pensando en que mi obra era mala y que yo no era una verdadera artista, creo que debo reconocer que esta crisis me sirvió para darme cuenta de que aunque aprecio fuertemente la opinión de un jurado o curador, mi arte no está definido por lo que ellos digan, así como el trabajo de nadie está definido por por una negativa de una persona por muy importante que pueda llegar a ser. Siempre y cuando tu te esfuerces y des lo mejor de ti, encontrarás el lugar indicado para desarrollarte profesional y personalmente.

------***------

De otras cosas, como lo he prometido en entradas anteriores, quiero comunicarles los proyectos en los que he venido trabajando:

               El primero es mi tienda en internet, aún no está lista pero próximamente abriré las puertas para que puedan acceder a reproducciones u originales de mis dibujos y pinturas para que así puedan dar regalos únicos a personas muy especiales o a ustedes mismos :)
               El segundo es la re-estructuración de mi blog, porque quiero abrir una sección en inglés y organizar el contenido del mismo, para hacerlo más amigable y navegable
               Lo que me lleva al tercer punto, que se refiere al contenido de Bestia Salvaje. Para los que no saben, Bestia Salvaje es un espacio para las historias y los procesos detrás de las imágenes, no obstante he sido más que descuidada y no he publicado dichas historias, cosa que prometo no pasará más ;)
               Como 4to punto es una idea que ha estado rondando mi cabeza sobre hacer una publicación que resuma mis actividades y comunique también el trabajo de mis estudiantes que progresan día a día, pero como dije, es tan solo una idea.

Muchas gracias por leerme y acompañarme en este proceso de crecimiento como artista y enriquecimiento como persona, seguiré actualizándolos como siempre y compartiendo mis experiencias y enseñanzas que son la fuente principal de mi arte.

¡La mejor de las suertes!

5 comentarios:

  1. Dianita, eso es lo importante sacarle lo positivo a las cosas que uno cree son malas. perseverar, perseverar y no decaer.
    Tus obras como lo dice tu prima son invaluables.

    ResponderEliminar
  2. Qué Palabras más sabias...
    Eres Perfecta y lo sabes así como lo es tu Trabajo porque es tu reflejo (:
    Te adoro (:
    Danny :*

    ResponderEliminar