Páginas

viernes, 16 de julio de 2010

El sueño de Frida

Hoy quiero compartir uno de mis sueños...
...

Y la otra noche soñé con Frida, ella estaba viva... Era azul como la muerte. Aún no entiendo qué era lo que me quería decir cuando me abrió los ojos y me miró tan intensamente. Su corazón latía muy fuerte, era liviana como una pluma, se sentía blanda como gelatina y su piel era babosa como los hongos de la comida. Todo el espacio era frío y de metal, ella solo yacía en el cajón-camilla que salía de la pared de ese cuarto de la morgue.


No hay comentarios:

Publicar un comentario