Páginas

domingo, 27 de junio de 2010

Dibujos sin Tinta


Hace días no escribo nada y debo confesar que en más de un ocasión me senté a redactar alguna especie de escrito pero sin ningún resultado satisfactorio. He querido hablar de lo que siento por mi país, de lo que siento cuando veo las noticias, de mis proyectos con el arte, de mi miedo a promocionar mi arte, de mis sueños y de mi atrapa sueños, de mi baile y mi más reciente experiencia con la pandereta árabe (req)... pero al final no logro dar con nada, no logro expresar lo que siento y mucho menos lo que quiero.

De repente hoy me topé con este dibujo y pensé que de alguna forma por estos días me sentía así, con ese temor a desaparecer sutilmente, lentamente, hasta que ya no quedaran rastros de mi y entonces el dibujo fuera una hoja en blanco. Es ese temor a no trascender, a pasar la existencia sin haber existido.

Por eso he querido hablar de mi país, porque hay tanto por hacer que me aterraría pasar toda mi vida sin haberle aportado nada, sin haber hecho algo por mejorarlo. Por eso he querido hablar de mis proyectos artísticos, porque mi arte no es nada si no está pensado para transmitir algo y que alguien se nutra de ese algo. Por eso he querido hablar de mis sueños, porque son tan extraños pero tan reales que quiero compartirlos con la gente. Por eso he querido hablar de mi baile, porque sana y libera mi espíritu y quiero transmitirle ese gozo a los que se topan conmigo.

Por esto no he escrito nada en estos días, porque no he sabido cómo plasmarlo todo al tiempo. Así que he estado trabajando en darle orden y estructura a mis ideas de las cuales algunas son proyectos que pronto pondré en marcha. No puedo y de hecho no quiero decir en este momento de qué se trata cada una porque quiero esperar a madurarlas un poco más, pero quiero decir que son ideas que no se quedan en mi, al contrario, son ideas para la gente, para los colombianos y los no colombianos.

Me siento feliz trabajando en cosas que buscan trascendencia, no es ego ni pedantería, es la forma más honesta de comunicar lo que quiero y es que de verdad no quiero dibujos sin tinta.