Páginas

domingo, 30 de mayo de 2010

La honestidad

Hoy fue día de elecciones presidenciales aquí en Colombia. Hoy era un día que  muchos esperábamos con ansias porque podría significar que el curso de la historia de política sucia y criminal sufriera un cambio en favor de la mentalidad honesta y digna que antepusiera la vida humana y el bien común, al poder y la avaricia de unos cuantos. Pero tristemente, al contrario de lo que mostraban todas las encuestas, pareciera que el país hubiera votado con un venda en los ojos, con tapones en los oídos y además sin memoria. Entonces me pregunto si es que las encuestas estaban mal, si es que a último minuto se usaron estrategias corruptas para cambiar drásticamente los resultados, o si es que por ningún motivo iba a ser posible que los colombianos eligiéramos para nosotros mismos la honestidad y la legalidad.

Yo no quiero hablar de partidos políticos, ni de estadísticas, yo sólo quiero hablar desde una perspectiva muy personal y emotiva, porque en este periodo de campañas políticas, más allá de los números y comentarios, lo que he sentido es un vacío inmenso en el estómago que me ha hecho reflexionar sobre nuestros valores e ideales. Para mi, la manera en que cada candidato lleva su campaña y la manera en que cada ciudadano se manifiesta frente a las elecciones, me habla de Colombia, me habla de los colombianos que hacemos que nuestro país sea lo que es. Me parte el alma oír a la gente decir que Mockus no es un político de verdad porque aún es  muy ingenuo, porque dice cosas que no nos gusta escuchar, como la verdad por ejemplo. También me entristece mucho que juzguen a la candidata Sanín porque parece una reina de belleza que sólo sonríe, descalificando toda su trayectoria y experiencia con política social, o que en cambio le den el voto a Santos porque dice lo que la gente quiere escuchar a pesar de toda la ola de violencia y corrupción que viene con él. Me entristece que a muchos ni siquiera les importa porque desde ya saben que la política no es más que corrupción y que siendo así las cosas, un voto no hace diferencia.

¿Qué significa ser político?, ¿significa ser corrupto, mentiroso, manipulador, ladrón, que juega sucio y todas esas cosas?, ¿qué es lo que nosotros queremos para nuestra Colombia? Siempre he detestado el famoso dicho "Business are business" porque eso significa que en los negocios todo se vale y yo no creo eso. Yo pienso que uno debe ser coherente, consecuente, transparente, uno debe ser uno mismo siempre. Yo no creo que el candidato Santos arregle los conflictos en su casa con violencia o que compre a sus hijos para que hagan lo que él quiere. Mi punto es que estoy totalmente decepcionada, entristecida, porque en este periodo de elecciones de alguna forma me dí cuenta de que si bien somos muchos los que queremos que el país mejore, en la realidad son más los que prefieren que no; es más, son muchos los que venden su voto por intereses muy personales, otros tantos (bastantes) votan por miedo, la mayoría ni vota...

En fin, me gustaría vivir en un país honesto y transparente donde la libertad de expresión fuera una realidad, no un concepto utópico, pero luego pienso que de pronto le estoy dando muy duro a mi país, porque en últimas, en casi todos los gobiernos suceden cosas muy similares a las que ocurren acá, y de hecho tal vez estoy armando un escándalo muy grande, porque esto ha estado presente no sólo ahora sino a lo largo de toda la historia, en nuestra civilización y en las que nos han precedido. ¿Qué más da si siempre hemos hecho de nuestro entorno un ambiente hostil y violento?

Yo no quiero vivir en un mundo así, yo quiero vivir en un mundo honesto y feliz ¿imposible, utópico, idealista, ingenua? Ojalá no

3 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo...
    y no sólo concuerdo en la razón sino especialmente en la emoción.
    Sin embargo, nosotras también somos país, y mientras tengamos una oportunidad (como la segunda vuelta), no podemos quedarnos de brazos cruzados.
    ¡A transmitir el amor y la esperanza!

    ResponderEliminar
  2. Hola Diana, I like your blog here, I wish I could speak spanish:-) tell you more soon
    keep in touch y hugs

    Erwin

    ResponderEliminar
  3. Es verdad Marce, hay que ponerse en la labor de transmitir nuestros ideales a las personas que nos rodean y luego expandir ese círculo. Los valores se contagian, así que debemos esmerarnos porque sean valores buenos :)

    Erwin!!! It makes me so glad that you visit my blog :) I was writing about honesty because we are in elections in my country and the results are very disappointing :( I promise I'll write something in english :) bye.

    ResponderEliminar