Páginas

jueves, 25 de noviembre de 2010

La fuerza del NO



Recientemente estuve trabajando muy duro para una convocatoria de arte en una galería de Bogotá y por suerte para mí me dijeron que no. Yo sé que siendo una artista, lo lógico sería que me sintiera decepcionada por la respuesta negativa, y no lo voy a negar, fue muy duro y no pude más que desatarme en lágrimas, pero insisto en que fue una fortuna haber sido rechazada en la convocatoria porque esto me llevó a reflexionar sobre la fuerza del NO.

Cuando uno tiene la actitud del no

La actitud del no, no la defino como el hecho mismo de decirle no a todo, sino a esa actitud pesimista frente a las cosas, pesimismo que conlleva a un temor infundado y lo cohíbe a uno de arriesgarse a actuar y a hacer las cosas.

Mi posición frente a esto es que a veces es mejor no pensar y actuar. No pensar en las mil y una formas de fracasar porque con toda seguridad el impulso que llevamos se frena en seco; en lugar de eso hay que actuar dejando que el corazón, la emoción, la adrenalina y la curiosidad que no permite quedarse con incertidumbres, cumplan el papel de un motor super revolucionado y así tengamos el impulso y la energía necesarios para arriesgarnos a hacer las cosas, a fin de cuentas tienes las mismas posibilidades de fallar como de prosperar.

Cuando te dicen que no

Si, está bien, me dijeron que no en la convocatoria, pero fue menos terrible de lo que me imaginé y lo mejor de todo, lo superé más pronto todavía. En este momento voy a citar las palabras de mi hermana que se encuentra en Texas haciendo un doctorado en Bioquímica, ella muy sabiamente me dijo:

Si te dijeron que no, no es porque no seas buena, o porque tu trabajo no sea de buena calidad, simplemente no es lo que los jurados estaban buscando. En cualquier caso estoy muy orgullosa de ti por haberte arriesgado y esforzado, ahora sólo hay que seguir buscando hasta encontrar el sitio y momento adecuados para ti.

La cito a ella no sólo porque ha sido mi guía espiritual en la mayoría de las encrucijadas que he tenido en la vida, sino porque es una persona que habla del tema con total conocimiento de causa al haber estado más de medio año preparándose para ingresar al mejor programa doctoral acorde a sus interéses académicos y a pesar de que en un par de ocasiones su solicitud fue rechazada, también obtuvo varias ofertas de becas en universidades de España, Brasil y Estados Unidos. Ella siguió buscando con la mejor energía y disposición, confiando plenamente en sus capacidades hasta que encontró su sitio en Texas A&M.

Lección del día, que te digan que no, no es  lo peor que te puede pasar, es más, está muy lejos de serlo y lo importante es seguir buscando el sitio que se ajuste perfecto a tus necesidades. ¡Confianza y buena energía!

Cuando uno dice que no

Por último, creo que a parte de saber aceptar el no, también debemos aprender a usarlo, porque uno mismo está en capacidad de rechazar algo que no se ajuste a las expectativas, y no hay que confundir esto con arrogancia o prepotencia, para nada, se trata solamente de darle a nuestro trabajo, esfuerzo y conocimiento el valor que se merecen.

Para este caso no puedo hablar con propiedad porque es un aspecto que me ha costado enormemente, pero poco a poco he ido aprendiendo a valorar mis trabajos y verlos como verdaderas obras de arte y no como ejercicios que es mejor no mostrar :s.

Y retomando mi anécdota con la galería, creo que sería una exageración darles las gracias por haberme rechazado, pero teniendo en cuenta que la noche anterior a la publicación de los resultados soñé que no encontraba mi nombre en la lista de seleccionados y sufrí toda esa noche y el día siguiente, y que me di látigos mentales pensando en que mi obra era mala y que yo no era una verdadera artista, creo que debo reconocer que esta crisis me sirvió para darme cuenta de que aunque aprecio fuertemente la opinión de un jurado o curador, mi arte no está definido por lo que ellos digan, así como el trabajo de nadie está definido por por una negativa de una persona por muy importante que pueda llegar a ser. Siempre y cuando tu te esfuerces y des lo mejor de ti, encontrarás el lugar indicado para desarrollarte profesional y personalmente.

------***------

De otras cosas, como lo he prometido en entradas anteriores, quiero comunicarles los proyectos en los que he venido trabajando:

               El primero es mi tienda en internet, aún no está lista pero próximamente abriré las puertas para que puedan acceder a reproducciones u originales de mis dibujos y pinturas para que así puedan dar regalos únicos a personas muy especiales o a ustedes mismos :)
               El segundo es la re-estructuración de mi blog, porque quiero abrir una sección en inglés y organizar el contenido del mismo, para hacerlo más amigable y navegable
               Lo que me lleva al tercer punto, que se refiere al contenido de Bestia Salvaje. Para los que no saben, Bestia Salvaje es un espacio para las historias y los procesos detrás de las imágenes, no obstante he sido más que descuidada y no he publicado dichas historias, cosa que prometo no pasará más ;)
               Como 4to punto es una idea que ha estado rondando mi cabeza sobre hacer una publicación que resuma mis actividades y comunique también el trabajo de mis estudiantes que progresan día a día, pero como dije, es tan solo una idea.

Muchas gracias por leerme y acompañarme en este proceso de crecimiento como artista y enriquecimiento como persona, seguiré actualizándolos como siempre y compartiendo mis experiencias y enseñanzas que son la fuente principal de mi arte.

¡La mejor de las suertes!

martes, 26 de octubre de 2010

Fuente inagotable de felicidad

Es increíble cómo pequeñas cosas en la vida pueden llegar a ser causantes de una felicidad inmensa que rebosa todos los límites del cuerpo para expresarla; no sabemos si llorar, reír, gritar, tumbarnos al suelo o saltar, correr, contarle a alguien, en fin

y es que a veces hay cosas tan sencillas...

como un gesto de felicidad en alguien que usualmente no sonríe, un movimiento de cadera que llevas practicando por meses y finalmente sale, un buen dibujo que simplemente quizo salir, una línea que no esperabas pero arregló lo que no sabías cómo, el sudor de la concentración,  unos labios con gesto de pescado, besos de mariposa por internet, oír la voz de la persona que más amas en el mundo, la mirada pícara de una mamá cómplice de una travesura, los aplausos repetidos de un auditorio lleno, el mensaje de una persona que no conoces pero se identifica con lo que tu escribes, el moñito negro en la parte de atrás de unas medias de liguero,  el sol radiante que te levanta todas las mañanas, el arreglo con las flores favoritas de mi abuelita, la leche caliente con panela en una tarde de frío, la llegada del mecánico para encender nuevamente tu carro, la sonrisa de mi marranito, el baile perfecto que te mueve el alma, un pez increíblemente grande, las raíces de un árbol, el viento en las hojas de otro, la lluvia metida en palos de guadua, el tac en una tabla, una noche tranquila sin sueños, una noche llena de sueños que al levantarte lo primero que tienes que hacer es anotarlos para no olvidarlos, el honor de enseñar a alguien mayor que uno, la delicia de enseñarle a alguien menor que uno, tener por fin en la cabeza  la imagen de algo que estabas buscando desde hace tanto tiempo, el mail del profesor que tanto esperabas, el olor de la comida y por supuesto la comida, las flores del jardín que están cada vez más grandes, hasta el regaño de los amigos y hermanos para darte ánimos de continuar, la expectativa al entregar un regalo, la emoción al recibir uno, la mirada de orgullo de un papá, hasta los mordiscos de mi mamá...

Todas estas cosas me llenan de mil formas, no es sólo mi arte, la danza árabe y la docencia, es todo junto mas muchas cosas más, la familia, los amigos, la gente que no conocemos, las cosas que nos gustan, las cosas que nos hacen reír, las cosas que no nos gustan pero que también nos hacen reír, las cosas que nos hacen llorar, pero las cosas que podemos perdonar y que igual nos dan tranquilidad.

Este justamente es un momento de esos, en el que estoy rebosante de felicidad, de mil emociones y por alguna razón quiero gritarlas, no es la primera vez que me pongo a escribirlas, pero si es la primera vez que las publico, es un riesgo, porque puede ser que nadie esté interesado en ellas, pero también puede ser que  muchos se sientan identificados con lo que digo, y si así es, tal vez corra con la suerte de generar un poquito de felicidad y de pronto un par de pelitos herizados en alguien

Hace un buen rato no escribía nada porque estaba de alguna manera bloqueada, emocionalmente hablando, y es que todo lo que escribo va ligado a una emoción, eso es lo que le da fuerza,  de esto se tratan mis textos, de que nosotros no somos lo que pensamos, sino somos lo que pensamos y lo que sentimos cuando pensamos, también lo que pensamos cuando sentimos, por eso es un espíritu peludo, que en realidad viene de una imagen clorofílica que me fusiona con tu espíritu peludo, oscuro y fugaz... somos un revuelto sin sentido, en imagen, en emoción, en pensamiento y por supuesto en forma, somos todos únicos pero todos somos una parte de alguien y de algo más, esa es la raíz de nuestra existencia.

Esta vez tampoco quiero poner una imagen, pero en esta ocasión es porque las  imágenes son suyas, son sus momentos de felicidad y de exitación, mis imágenes vienen de mi mundo y en este caso, de cada uno de los que a esta altura del texto todavía me está leyendo, les dejo sólo una imagen de mi viaje a Medellín porque quiero compartirla con ustedes y prometo que pronto los pondré al tanto de mis actividades como artista, bailarina y docente. Gracias por leerme


miércoles, 29 de septiembre de 2010

El cerebro



SIN IMAGEN



Hace dos semanas no pinto, no obstante estoy cansada de pensar

Así uno no trabaje, el cerebro si, el cerebro no para, el cerebro siempre piensa y cuando el cuerpo no hace nada, la cabeza lo hace todo

He tenido sueños profundos, sueños que no me dejan despertar, sueños buenos y sueños malos, sueños dormida, pero también sueños despierta

Durante el día doy mis clases y limpio un poco la casa, pero no pinto, solo leo, en francés, en inglés, escribo en español palabras e ideas sueltas intentando seguir el dictado de mi mente, pero no soy lo suficientemente rápida, mi memoria también está llena y mi cabeza no se detiene, me sigue acosando con más ideas

...y es que son tantas que no alcanzo a anotarlas, son tantas y tan extravagantes que no quiero dejar de pensar por miedo a perderlas...

Mi cerebro consume todo mi tiempo, pero también lo estira, un minuto se convierte en horas y las horas pasan como minutos, pasa el tiempo y cada día mis ideas avanzan, ya casi las termino sin haber empezado siquiera a hacerlas

Cumplo estrictamente con lo necesario y de resto mi mundo se revuelve en mi cabeza, a veces tan segura de estar despierta hasta que despierto, tan segura de estar dormida hasta que vuelvo a mi

Mi cerebro me tiene exhausta, mis rodillas me traquean como nunca, mis uñas brillan como de costumbre, mis alumnos progresan y yo sigo con mis ideas en mi cabeza

Puede que esto sea un poco de lo que todos llevamos por dentro


lunes, 13 de septiembre de 2010

Cómo cambiar un mal recuerdo


Yo dibujo la locura que se sale por el pelo, la curiosidad que se desprende de los huesos y cambia de dueño... mi recuerdo era un monstruo, después de unos años yo decidí transformarlo en cualquier otra cosa inmunda y horrorosa, después de más tiempo ya no solo fue un dibujo de muchas cosas juntas, sino un acto que pasó a ser parte de mi realidad, de mi memoria: una cena hermosa en el mismo 9 de septiembre.
.
.
.

¿De quién es mi realidad?         -Por supuesto, es mía.

¿De quién es tu realidad?          -Por supuesto, es tuya.

Aunque debo reconocer que me enloquece un poco pensar en que no es así, en cualquier caso me gusta creer que yo decido con qué me quedo y con qué no. Si mis recuerdos son míos, yo puedo cambiarlos a mi gusto, elegirlos a mi gusto, conservarlos a mi gusto.

El pensamiento y la memoria son flexibles, no son estáticos ni certeros, simplemente son un revuelto de imágenes, ideas, sensaciones... realidades.

Y siempre, sin excepción, yo decido
.
.
.

viernes, 3 de septiembre de 2010

¿Quién es mi marranito?




Este es mi marranito de bebé, una bolita llena de ternura y de felicidad

Mi marranito tiene los ojos grandes con muchas pestañas, muchas cejas y mucho pelo... y todo negro... y todo bonito

Mi marranito descansa en la naturaleza y en los animales, sonríe con energía y el agua refrescante lo acompaña a todas partes

Mi marranito está de color chocolate

Mi marranito

miércoles, 18 de agosto de 2010

Sobre la Soledad


- La soledad me gusta porque me da tiempo para pensar
--¿Para pensar en qué?
-Para pensar y ya
--Sí, pero ¿qué piensas cuando estás sola?
-No te lo digo porque me vas a creer loca

Ese era el verdadero problema, que no creía que sus pensamientos fueran sensatos

--¿Qué miras? siempre te veo mirando en todos lados
-Solo me gusta mirar y ya
--¿y por qué no me miras a mi?
-...

Los detalles son hermosos, eso es todo, deja de preguntar, además confío más en mis ojos que en mis oídos o en mi nariz

--¿Por qué te quedas callada?
-No me he quedado callada, sólo que tu no me has escuchado...

Y con cada día sus pensamientos sobre la posibilidad de otros mundos, otras realidades y su casi total certeza de que ella misma no existía iban aumentando; la verdad es que la soledad está en su cabeza, ella la busca y se refugia en ella

jueves, 29 de julio de 2010

Dibujos Olvidados




Desde hace años tengo la costumbre de cargar un diario conmigo, cada vez que quiero le escribo algo nuevo, pero también le dibujo algo nuevo. En mis diarios están mis dibujos más bonitos, los más sentidos, los más honestos. En las hojas de un diario puedo acompañar mis dibujos de otras historias y de otros dibujos, en las hojas de mis diarios no tengo que preguntarme si lo que hay ahí será del agrado de alguien, sólo pinto porque me nace. En mis diarios puedo dibujar con tranquilidad, con afán o con calma, con lápiz o con esfero y no importa.  Increíblemente, siempre quedo satisfecha con mis dibujos de diario.

Pero a medida que se van acabando, los voy guardando, archivando, les tomo un par de fotos a las hojas y luego los dejo al olvido en algún lugar libre de mi biblioteca. Y ni siquiera las fotos las miro muy seguido. Me gusta eso sí cuando un día por casualidad vuelvo a mirar esos diarios y me encuentro con imágenes fantásticas que me sorprenden y me llenan de felicidad. Lo que no me gusta es que cada vez las veo y digo: "No puedo creer que yo haya dibujado esto".

El problema está en que no se trata sólo de archivar los diarios y con ellos los dibujos que contienen, el verdadero problema está en olvidar lo que va dentro de ellos, olvidar las imágenes y la idea misma de saberse uno capaz de plasmarlas. El problema está en olvidar los dibujos en esos diarios y no sacarlos de ahí, en olvidarme de mis propias ideas y de mis habilidades.

Ahora que estoy en la tarea de darle estatus a mis dibujos y confiar en que efectivamente le puedan llegar a gustar a alguien, me doy cuenta de que tengo mil dibujos olvidados y a pesar de todo, me cuesta enormemente coger un papel limpio y empezar.

Pero ¿por qué es tan difícil empezar una obra, es decir, pensando que es una obra? En mi caso creo que es confianza, o mejor dicho, desconfianza e inseguridad. La verdad no siempre es fácil llevar una crítica, o aceptar una notificación de rechazo de un concurso o convocatoria. Pero antes que todo esto, no es fácil pararse enfrente del dibujo y uno mismo convencerse del valor que tiene, convencerse de que es bueno y de que ha de gustarle a muchos.

Por supuesto no a todo el mundo le pasa esto, de hecho me sorprende cómo hay gente con tanta confianza que le dan un valor inmenso a cosas que en realidad dejan mucho que desear, pero así es como esas creaciones se convierten en obras de arte. Y para este tipo de personas, de pronto mi blog es un poco aburridor y están en todo su derecho; yo por mi parte solo puedo decirles que no entiendo cómo hacen y que de verdad me gustaría saber.

Esta es mi opinión, y de eso se trata, siempre va a haber alguien que guste de lo que uno hace y alguien que no, entonces es uno como artista quien debe encargarse de confiar en su arte. Parte de mi proceso es divulgarlo. ¿Es esto suficiente? Pues no, definitivamente no. Adicionalmente todos los días tengo que repetirme a mi misma que lo que hago es para mi, y tengo que eliminar cualquier posible crítica de mi cabeza, porque si no, no hay forma de que empiece.

Yo de verdad espero que esta situación mejore algún día, mientras tanto, sigo acumulando dibujos que se irán al olvido y a regañadientes me obligo a dibujar en papeles finos y a mandar esos dibujos a concursos, a publicarlos en mi página y a hablar de ellos como "obras de arte".

viernes, 16 de julio de 2010

El sueño de Frida

Hoy quiero compartir uno de mis sueños...
...

Y la otra noche soñé con Frida, ella estaba viva... Era azul como la muerte. Aún no entiendo qué era lo que me quería decir cuando me abrió los ojos y me miró tan intensamente. Su corazón latía muy fuerte, era liviana como una pluma, se sentía blanda como gelatina y su piel era babosa como los hongos de la comida. Todo el espacio era frío y de metal, ella solo yacía en el cajón-camilla que salía de la pared de ese cuarto de la morgue.


martes, 13 de julio de 2010

Espiritu Peludo, Oscuro y Fugaz Vs. La Bestia Salvaje

Señoras y señores, les presento dos partes de un mismo cerebro, dos partes de un mismo corazón y dos partes de un mismo cuerpo que se enfrentan el día de hoy mostrando sus puntos fuertes y sus puntos débiles, pero ante todo, mostrando que existen y que son diferentes. Les habla Diana Castillo quien últimamente ha estado un poco reciclada y descuidada.


Pues bien, el Espíritu Peludo salió de un dibujo, de la cara de un hombre guapo con cejas muy pobladas y barba negra, pero la barba se convertía en naturaleza, en flores hermosas que se dejaban llevar por el viento, eran fugaces. Este hombre tenía ojos negros, profundos y cuando lo vi terminado sólo pensé en una cosa que susurraba el viento: "imagen clorofílica que me fusiona con tu espíritu peludo, oscuro y fugaz". Así que desde ese día emprendí la búsqueda de ese espíritu dentro de mi.

La Bestia Salvaje es un estado muy particular de mi alma y de mi cuerpo, es un momento en donde no hay cerebro racional sino sólo cerebro emocional y así mismo mi cuerpo actúa conforme a las órdenes de ese cerebro emocional. Pero la bestia salvaje siempre está encerrada, contenida y me pide a gritos que la deje salir. Mis mejores dibujos los ha hecho ella y pienso que es un momento justo para dejarla salir. Pero la bestia salvaje es un reto de confianza para mi autoestima.

En Espíritu Peludo, estoy yo, lo que pienso y mi perspectiva del mundo que comparto con ustedes que me están leyendo; En Bestia Salvaje están mis imágenes, los mundos en que ellas viven y las historias que suceden en esos mundos. En Espíritu Peludo es mi alma la que está expuesta, son mis ideas, mi habilidad como escritora; En Bestia Salvaje es mi habilidad como artista, el hecho mismo de ser artista. En ambas me expongo de la manera más transparente y directa posible porque mi personalidad no me permite hacerlo de otra forma; con ambas pretendo comunicarme y hacer contacto con la gente que está afuera de mi y si aún me estas leyendo, te lo agradezco.

En la siguiente semana empezaré a publicar las historias y por supuesto las imágenes de Bestia Salvaje aquí.

Es todo por hoy

domingo, 27 de junio de 2010

Dibujos sin Tinta


Hace días no escribo nada y debo confesar que en más de un ocasión me senté a redactar alguna especie de escrito pero sin ningún resultado satisfactorio. He querido hablar de lo que siento por mi país, de lo que siento cuando veo las noticias, de mis proyectos con el arte, de mi miedo a promocionar mi arte, de mis sueños y de mi atrapa sueños, de mi baile y mi más reciente experiencia con la pandereta árabe (req)... pero al final no logro dar con nada, no logro expresar lo que siento y mucho menos lo que quiero.

De repente hoy me topé con este dibujo y pensé que de alguna forma por estos días me sentía así, con ese temor a desaparecer sutilmente, lentamente, hasta que ya no quedaran rastros de mi y entonces el dibujo fuera una hoja en blanco. Es ese temor a no trascender, a pasar la existencia sin haber existido.

Por eso he querido hablar de mi país, porque hay tanto por hacer que me aterraría pasar toda mi vida sin haberle aportado nada, sin haber hecho algo por mejorarlo. Por eso he querido hablar de mis proyectos artísticos, porque mi arte no es nada si no está pensado para transmitir algo y que alguien se nutra de ese algo. Por eso he querido hablar de mis sueños, porque son tan extraños pero tan reales que quiero compartirlos con la gente. Por eso he querido hablar de mi baile, porque sana y libera mi espíritu y quiero transmitirle ese gozo a los que se topan conmigo.

Por esto no he escrito nada en estos días, porque no he sabido cómo plasmarlo todo al tiempo. Así que he estado trabajando en darle orden y estructura a mis ideas de las cuales algunas son proyectos que pronto pondré en marcha. No puedo y de hecho no quiero decir en este momento de qué se trata cada una porque quiero esperar a madurarlas un poco más, pero quiero decir que son ideas que no se quedan en mi, al contrario, son ideas para la gente, para los colombianos y los no colombianos.

Me siento feliz trabajando en cosas que buscan trascendencia, no es ego ni pedantería, es la forma más honesta de comunicar lo que quiero y es que de verdad no quiero dibujos sin tinta.

domingo, 30 de mayo de 2010

La honestidad

Hoy fue día de elecciones presidenciales aquí en Colombia. Hoy era un día que  muchos esperábamos con ansias porque podría significar que el curso de la historia de política sucia y criminal sufriera un cambio en favor de la mentalidad honesta y digna que antepusiera la vida humana y el bien común, al poder y la avaricia de unos cuantos. Pero tristemente, al contrario de lo que mostraban todas las encuestas, pareciera que el país hubiera votado con un venda en los ojos, con tapones en los oídos y además sin memoria. Entonces me pregunto si es que las encuestas estaban mal, si es que a último minuto se usaron estrategias corruptas para cambiar drásticamente los resultados, o si es que por ningún motivo iba a ser posible que los colombianos eligiéramos para nosotros mismos la honestidad y la legalidad.

Yo no quiero hablar de partidos políticos, ni de estadísticas, yo sólo quiero hablar desde una perspectiva muy personal y emotiva, porque en este periodo de campañas políticas, más allá de los números y comentarios, lo que he sentido es un vacío inmenso en el estómago que me ha hecho reflexionar sobre nuestros valores e ideales. Para mi, la manera en que cada candidato lleva su campaña y la manera en que cada ciudadano se manifiesta frente a las elecciones, me habla de Colombia, me habla de los colombianos que hacemos que nuestro país sea lo que es. Me parte el alma oír a la gente decir que Mockus no es un político de verdad porque aún es  muy ingenuo, porque dice cosas que no nos gusta escuchar, como la verdad por ejemplo. También me entristece mucho que juzguen a la candidata Sanín porque parece una reina de belleza que sólo sonríe, descalificando toda su trayectoria y experiencia con política social, o que en cambio le den el voto a Santos porque dice lo que la gente quiere escuchar a pesar de toda la ola de violencia y corrupción que viene con él. Me entristece que a muchos ni siquiera les importa porque desde ya saben que la política no es más que corrupción y que siendo así las cosas, un voto no hace diferencia.

¿Qué significa ser político?, ¿significa ser corrupto, mentiroso, manipulador, ladrón, que juega sucio y todas esas cosas?, ¿qué es lo que nosotros queremos para nuestra Colombia? Siempre he detestado el famoso dicho "Business are business" porque eso significa que en los negocios todo se vale y yo no creo eso. Yo pienso que uno debe ser coherente, consecuente, transparente, uno debe ser uno mismo siempre. Yo no creo que el candidato Santos arregle los conflictos en su casa con violencia o que compre a sus hijos para que hagan lo que él quiere. Mi punto es que estoy totalmente decepcionada, entristecida, porque en este periodo de elecciones de alguna forma me dí cuenta de que si bien somos muchos los que queremos que el país mejore, en la realidad son más los que prefieren que no; es más, son muchos los que venden su voto por intereses muy personales, otros tantos (bastantes) votan por miedo, la mayoría ni vota...

En fin, me gustaría vivir en un país honesto y transparente donde la libertad de expresión fuera una realidad, no un concepto utópico, pero luego pienso que de pronto le estoy dando muy duro a mi país, porque en últimas, en casi todos los gobiernos suceden cosas muy similares a las que ocurren acá, y de hecho tal vez estoy armando un escándalo muy grande, porque esto ha estado presente no sólo ahora sino a lo largo de toda la historia, en nuestra civilización y en las que nos han precedido. ¿Qué más da si siempre hemos hecho de nuestro entorno un ambiente hostil y violento?

Yo no quiero vivir en un mundo así, yo quiero vivir en un mundo honesto y feliz ¿imposible, utópico, idealista, ingenua? Ojalá no

viernes, 21 de mayo de 2010

El elefante



El otro día me crucé con un elefante y me pareció tan curiosa su piel que me acerqué y le tomé una foto.

Otro día vi unas piedras que se ahogaban en agua arenosa y apenas se veían las burbujitas de aire que se escapaban de ellas.

Un tiempo después me topé de frente con un árbol inmenso que crecía hasta el infinito y sólo vi a un gusano que se atrevió a treparlo.

En otra ocasión volteé la cabeza y vi una muralla robusta que contenía una ciudad entera.

...

Yo sólo digo que un día abrí los ojos

viernes, 7 de mayo de 2010

Esto es lo que me hace feliz


Desde hace un par de semanas he pensado y pensado en cómo hacer para poder vivir de mi arte. Pensé en renunciar a ese sueño de pintar y dedicarme a hacer publicidad, pero luego recibí una postal de Academy of Art University, una postal que no decía nada más que DO WHAT YOU LOVE FOR A LIVING (haz lo que amas para vivir). Pues decidí tomarlo como una señal y seguí esta instrucción al pie de la letra. Mil pensamientos cruzaron por mi cabeza, como en cómo empezar a vender mis obras, si acaso haría mal en venderlas en sitios que no fuesen reconocidos dentro del gremio artístico, si tendría el talento suficiente para hacer una imagen que me dejara satisfecha y que así mismo gustara a alguien más. Al final decidí hacer caso omiso a todo esto y me quedé con un único pensamiento: VOY A VIVIR DE MI ARTE PORQUE ESTO ES LO QUE ME HACE FELIZ.

Pues esta es mi meta, y el primer paso para esto efectivamente es pintar o dibujar, o lo que sea que demande la técnica que vaya a usar. Decidí que en mi cabeza no voy a dejar espacio para preguntas que me hagan dudar, sólo habrá espacio para esas imágenes del mundo que quiero plasmar de una u otra forma y que quiero compartirlas con las personas que quieran verlas y dejarse tocar por ellas.

Debo confesar que siempre me ha encantado dibujar, más que pintar, que la escultura la detesto, que soy una apasionada por la figura humana, que me encantan los paisajes, pero los de verdad, no las pinturas de ellos, los bodegones me aburren y las naturalezas muertas todavía más, me encanta el pastel y le tengo miedo a la acuarela, el óleo me gusta pero no lo uso porque contamina.

Al final escogí a la gente, escogí el color, escogí gestos, escogí el martes y sobre todo escogí lo que me gustó. Y justo por esto debo darle las gracias a mi queridísima amiga Margarita, porque el referente original le pertenece a ella y utilizarlo me hizo muy feliz.

lunes, 8 de febrero de 2010

Sin cicatrices, sin dolor ni incapacidad

No scars, no pain, no invalidity

Sin cicatrices, dolor, ni incapacidad
“Sin cicatrices, sin dolor ni incapacidad”- le decía, pero su amigo aún no tomaba la decisión.

"No scars, no pain, no invalidity"- he said, yet his friend didn't take the decision

martes, 12 de enero de 2010

El Zoológico

Pasa el tiempo, pasa el sol, pasa el viento, pasa la piel, pasa todo por los ojos, por la lengua y el pelo, pero en esencia todo continua siendo una masa misteriosa llena de maravillas incontenibles.

En mi cabeza hay un zoológico de seres iguales a nosotros...